martes, 13 de junio de 2017

El tao de los libros mágicos

clubdelecturakanli.blogspot.com
Cuando hablamos del taoísmo filosófico y de aquellos textos y maestros que lo representan desde la antigüedad, abordamos muchos elementos de un contexto histórico complejo a la vez que fascinante.
El periodo de los estados combatientes, o Zhànguó Shídài, es un periodo clave para entender este movimiento de escuelas, sabios, pensamientos y situaciones sociopolíticas en las que la influencia del taoísmo original es claramente visible.
Lao Dan parece ser la fuente primigenia de todo el pensamiento taoísta, descartando la suposición de que el mítico Emperador amarillo fuese realmente el primer introductor del Dao en esta cultura. Algunos historiadores no sacan a Huang Di (emperador amarillo) del terreno mitológico y otros lo señalan como uno de los cinco emperadores (Wu Di) o uno de los tres soberanos (San Huang).
Es cierto que hasta los Shang y los Zhou, últimas sociedades esclavistas antes de la transformación al feudalismo que propiciaron los posteriores periodos bélicos, no tenemos datos fidedignos de la constitución social del imperio, o de los fragmentos que posteriormente lo constituirían en lo que hoy conocemos como China.
Es esta situación de tensión bélica generada por el cambio del modelo social esclavista al feudal, propiciado por los caudillos de los diferentes condados y reinos de los Zhou, la que alimenta el caldo de causas que llevan a los taoístas a profundizar en sus filosofías, escapar de las ciudades y concurrencias al silencio de las montañas para la búsqueda del modelo humano perfecto (Zhi Ren).
No es hasta la dinastía Han que nos encontramos con referencias históricas a estos sabios del Dao. Los descubrimos en los primeros trabajos del gran historiador Sima Qian quien cita en sus Registros históricos la definición que su padre Sima Tan  daba a estas escuelas de pensamiento: Dao Jia. Anteriormente eran conocidas como doctrina de Huang Lao (Huang Di, Lao Tse) o Huang Lao Zhi Xue.
Enfocando entonces el estudio del contenido del texto clave atribuido a Lao Tse, Daodejing, podemos aproximarnos al eje de este modelo de pensamiento, tanto en el aspecto crítico de los derroteros sociales que apartan al sabio de su camino, como a la interiorización de un modelo especial de enfoque intelectual del desarrollo humano para alcanzar el ideal de unión con el Dao, o lo que es lo mismo, desarrollar vitalmente la naturaleza humana real y su sentido.
Es inevitable establecer los puentes naturales que existen entre los contenidos de este texto y el que podemos encontrar en el Yijing o «Libro de las mutaciones». En cierta forma, esta relación recíproca de sentidos nos apunta a una cultura previa, muy anterior a este periodo, en la que los ideales de elevación humana ya estaban más que perfilados.
Quizá, la emergencia de una sociedad con mayor proyección de evolución política y social, pese al estado permanente de guerra, ha sido un factor clave para que estos conocimientos sobre el sentido y el papel de la humanidad emergieran como lo hicieron en las múltiples corrientes de pensamientos derivadas de ella, las cuales vieron la luz en lo que se ha denominado, peyorativamente, desde la antigüedad «Las cien escuelas de pensamiento» o zhūzǐ bǎijiā.
Acceder al estudio de las múltiples traducciones que existen del Daodejing o del Yijing nos permite conocer esta versión de lo humano tan pura y coherente hoy como lo era en el 221 a. C. Al hacerlo es preciso transformarse temporalmente para adquirir una visión sin ataduras, una visión lo más esterilizada posible respecto a nuestro entorno cultural, nuestra tradición oral y escrita o, también, respecto a los prejuicios interpretativos que solemos añadir a culturas ajenas a la nuestra. Es necesario desvestirse para volverse a vestir y dejar que el pensamiento vuele de forma lateral captando los matices que nos propone el mensaje sublime y profundo de estos textos.
En el caso del Daodejing, texto que me acompaña desde hace más de 30 años, sigo sorprendiéndome a diario al leerlo, sigo descubriendo matices que me hacen dudar de si el libro que abro cada día es el mismo o va transformándose para darme matices más precisos de aquello que estoy sintiendo al leerlo. ¿Qué tipo de magia contienen estos textos que parecen actualizarse en sentido y profundidad según vamos descendiendo nosotros por la misma cuerda del tiempo?
Conocer las circunstancias de su génesis nos ayuda a entender su actualidad vigente ya que, aunque parezca lo contrario, en determinadas cosas seguimos siendo exactamente iguales que hace dos mil quinientos años.

Sigamos leyéndolos a ver qué descubrimos y cómo nos ayudan estos textos de sabiduría sobre el Dao en estos tiempos oscuros que amenazan la naturaleza externa e interna de los seres humanos.

miércoles, 31 de mayo de 2017

El general Qi Ji Guang en el cine


Compartimos el trailer de la nueva súper producción bélica china «Dios de la guerra». La historia de esta película está situada en la época de la dinastía Ming (1368-1644) en el periodo de la invasión de los denominados piratas japoneses, que fueron finalmente vencidos por el ejército del general Qi Ji Guang, uno de los héroes nacionales chinos por excelencia.
Dentro del ámbito de las artes marciales chinas, este general contribuyó a una serie de trabajos de compilación y síntesis muy importantes para estilos tan representativos como el Chen Shi Taijiquan, en su tratado Nuevo libro sobre eficiencia militar . 

Os recomendamos un artículo muy interesante de William Acevedo y Mei Cheung (ir al artículo) para conocer más sobre esta historia y este increíble general que, entre muchas otras cosas, pretendió concretar los elementos de utilidad de muchos estilos para desarrollar un método único para la preparación de sus tropas de élite. Muchas de estas técnicas se encuentran en estilos practicados en la actualidad. 
También podéis acceder a un interesante documental en inglés sobre la vida y actos de este general.

viernes, 26 de mayo de 2017

Del wu (舞) de la Danza Clásica China al wu (武) de las artes marciales


Muchos hablan de la relación entre las artes marciales chinas y la danza clásica. No solo comparten pronunciación sus diferentes ideogramas sino que, también, tienen mucho en común en su desarrollo corporal y en la gestión anatómica del movimiento.

Aquí os dejamos el vídeo de un examen en mayo de 2016 de los estudiantes de Danza clásica china del Colegio Fei Tian y la Academia de las Artes en Nueva York, en el que se pueden apreciar con claridad, sobre todo en su última parte, los detalles de esta relación.